1 artículos encontrados
MOSTRANDO 1-1 de 1
Portada

secret agent

ORG. EDIT. USA !! airto, joe farrell,Al Jarreau

preciosa carpeta original texturada para esta completa 1º edic org usa con el encarte interior Aunque se camuflase como agente secreto, el disfraz fue lo de menos, pues lo que aquí escuchamos es, en esencia, una continuación de su gran proyecto de los 70, Return To Forever. Es evidente por la presencia de una amplia sección de metales y la participación de los ‘forevers’ Joe Farrell, Airto Moreira y Gayle Moran. Pero también lo es por sus intereses estilísticos, siendo la introducción de rock y música latina dos de los principales, y por el abundante empleo de instrumentos eléctricos, aunque en ese aspecto Corea se mostró aquí algo más comedido que en años anteriores. No obstante, en Secret Agent va mucho más allá, desarrollando vertientes musicales que no se había atrevido a explorar con Return To Forever. Se aprecia su gusto por la orquestación, por la escritura de complejos y nada tímidos arreglos de cuerda, con Mirage como pieza paradigmática pero no única. También hace acto de presencia una de las constantes de su discografía, la fusión del lenguaje jazzístico con la música clásica, pues incluso figura su interpretación de Bagatelle #4, obra de Béla Bartók, compositor por el que es lógico que Chick Corea sintiese una especial afinidad, pues una de las claves de su música fue la introducción de música folclórica entre otras influencias. Sumando a estas múltiples direcciones estilísticas y conceptuales la obligada parada funky-groovera, Secret Agent acaba por ser, necesariamente, de un eclecticismo asombroso. Sólo la personalidad de Corea aporta algo de coherencia a un conjunto tan irregular como puntualmente fascinante. En cierto modo, recuerda a los discos que contemporáneamente estaba editando Columbia Records con los temas que un temporalmente retirado Miles Davis había dejado grabados años antes. El paso del tiempo, esto es, la posibilidad de separar Secret Agent del resto de referencias que Chick Corea grabó en 1978, es el mejor aliado del disco, que merece ser (re)descubierto por todos aquellos que no se contenten con escuchar las obras esenciales del pianista estadounidense.

1978

14,99€